Cargando...

Preguntas Frecuentes

¿Qué es una terapia?

Una terapia es un proceso de trabajo interno y evolución personal, en el que usted se reúne con un terapeuta para intentar resolver toda aquella situación que le genere malestar y desee modificar para lograr mayor bienestar en su vida: conductas problemáticas, sentimientos, modo de relacionarse con los demás y/o con usted mism@, desafíos y objetivos para su vida.
A través de la terapia, puede intentar modificar comportamientos y hábitos autodestructivos, resolver sentimientos dolorosos, optimizar su manera de relacionarse y a encontrar mayor bienestar. La terapia es dinámica, se adapta a las necesidades de cada persona y al momento en que se encuentra.
A su vez, puede ayudarl@ a desarrollar estrategias de afrontamiento para el futuro, a definir sus objetivos y actuar en consecuencia.

¿En qué consiste?

En la terapia se establecerán objetivos para lograr los objetivos acordados y se determinarán los pasos a seguir. Ya sea en terapia individual, grupal o familiar, su relación con su terapeuta es confidencial.

¿Qué temas se pueden tratar en terapia?

En la terapia se pueden tratar todo tipo de temas y trastornos, cualquier situación que desee optimizar o una situación problemática a resolver.

¿Cuánto duran las sesiones?

La duración de las sesiones varía según el marco teórico con el que trabaja cada terapeuta. Si bien por lo general duran 40 minutos, pueden llegar a durar de 30 a 90 minutos.

Los 4 tipos de terapia más comunes

Psicoanálisis
El Psicoanálisis consiste en una comunicación verbal profunda entre paciente y terapeuta sobre los temas que le producen malestar. El terapeuta, a través de la palabra, lo ayudará a encontrar el origen del problema, probablemente inconsciente.
Las técnicas principales para la cura son la escucha y el uso de la transferencia, es decir, emociones que el paciente deposita en el terapéuta de manera inconsciente, es decir, no concientes para el paciente.
El terapeuta cuando lo considera necesario realiza intervenciones de manera verbal.

Cognitiva-conductual
En la terapia cognitiva-conductual, el terapeuta se centra especialmente en resolver los problemas actuales del paciente. Si bien por momentos se le pregunta sobre su pasado, la terapia está centrada en fomentar la actividad y resolución en el presente.
El terapeuta interviene activamente, es decir, pregunta, explica, sugiere y responde cuando lo considera necesario. Se busca generar un ámbito de confianza.
En la terapia cognitiva-conductual se plantean objetivos. Una vez alcanzados, se le da el alta al paciente. Además de la palabra, se utilizan otras técnicas para que el paciente pueda resolver sus conflictos y lograr sus objetivos.

Sistémica
Esta terapia está centrada en las interrelaciones y comunicación entre los miembros del sistema, comprendiendo a la persona dentro del contexto o entorno del que forma parte. Considera que las conductas humanas son consecuencia del ambiente en que coexistemos.
La terapia sistémica se enfoca en la terapia familiar. El terapeuta, en el transcurso de las sesiones, guiará al paciente a desengranar el funcionamiento del sistema, detectando y evaluando los roles, actitudes y relación en general. De esta forma, el paciente logrará descifrar el rol que ocupa dentro de su familia y qué consecuencias tiene eso en su persona.

Gestalt
La psicología de la gestalt pone mayor énfasis en lo que está sucediendo actualmente, la conflictiva actual del paciente. No está enfocada en la enfermedad y patología exclusivamente, sino que busca desarrollar el potencial humano. No considera a la persona aislada, sino un elemento más de la situación, es decir que la persona crea y es creada por la situación. Se centra en hacer consciente al paciente de la forma en que llegó a ser lo que es hoy, devolviéndole la capacidad de elegir ser quien quiere ser y de afrontar la vida a su manera. Busca ampliar el campo del paciente de posibilidades.
¿Terapeuta hombre o mujer?

Desterrando mitos de la terapia

Hoy muchas personas sin problemas graves buscan recurrir a una terapia que les ayude a entender mejor el por qué de sus comportamientos y a mejorar aquellas cosas que sienten no del todo satisfactorias de su persona.
Hacer terapia es animarse a conocerse a uno mismo, es abrazar nuestras virtudes y más aún nuestros defectos, es quererse a uno mismo y buscar vivir de la mejor manera posible.