Duelos

Angustia - Roulet, Carlos Marcelo

...

El duelo es el trabajo o la elaboración psíquica de la pérdida de una persona amada o de aquello que haga a su vez como tal: una mascota, un ideal, un lugar de residencia…

El objeto de la pérdida es variable y va a depender con quién o qué cada sujeto se ha vinculado eróticamente.

Tanto el objeto es variable como su tiempo de elaboración, el cual, pasadas sus cuatro etapas o tiempos lógicos, y no cronológicos, se supera no requiriendo atención terapéutica alguna.

Sus tiempos digo que son lógicos y no cronológicos, ya que no suponen una sucesión de etapas, sino que pueden suscitarse retrocesos, recaídas, vueltas atrás. Es un devenir entre la aceptación de la pérdida y su sustitución, pasando por la etapa más doliente y penosa del desasimiento de la libido ligada a ese objeto. Sustitución que nunca es pura, nunca se trata de un objeto por otro, ya que siempre hay una diferencia, dando por tierra ese dicho popular “un clavo saca otro clavo”. He atendido algunos casos que siguiendo este dicho se presentan como la antigua cabeza de la propaganda para el dolor de cabeza de Geniol, con una infinidad de clavos en ella. No sabiendo ya con quien están, su dificultad a estar solos, los lleva a una relación tras otra, o una superposición de tales que les dificulta elegir con quién estar, pero esto nos lleva a otra parte que voy a desarrollar en otro escrito.

Y una vez superado el duelo, cada uno siente recuperar la energía, su yo se siente libre y desinhibido, siguiendo el devenir de cada uno, o hacia dónde los lleva el deseo.

En algunos casos se presentan diversas dificultades, ya sea que se extienda su tiempo de elaboración de manera indefinida, o se pierda todo interés por el mundo exterior, se inhiba la posibilidad de seguir con las actividades profesionales o laborales, o en casos más complejos se manifieste en autorreproches o autodenigraciones hacia su yo, considerándose la peor persona, indigno de amor, una basura… extremándose en algunos casos, hasta en una delirante expectativa de castigo o de indignidad. En estos casos se sugiere el análisis o tratamiento de aquellos conflictos inconscientes que dificultan la elaboración de una pérdida.

El plural del título refiere a que no es posible unificar o normalizar la experiencia de cada uno en la superación de una pérdida. Desde el psicoanálisis trabajamos desde la perspectiva del caso por caso, ninguno es igual a otro, cada sujeto tiene su historia, marcada por singulares significantes, cuya estructura subjetiva lo hace ubicarse en una escena que es única e irrepetible y desde esa singularidad habla y trato de escucharlo y acompañarlo en su proceso.

 

Ps. Mg. Carlos Roulet

 



Temáticas relacionadas: Duelos

Otras entradas que te puedan interesar

Artículos relacionados
Motivación

Día Mundial de la Salud Mental

En el día Mundial de la Salud Mental te invitamos a pensarte, a cortar con estigmas, a validarte, a...

Memoria

Cuidar al cuidador

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afectar la...

¿Sos profesional y querés formar parte de nuestra comunidad?

Acá te contamos cómo