Entre la destrucción de lo viejo y la reconstrucción algo nuevo

Duelo - Gauna Gómez , Lorena Paola

...

La vida: un ciclo de duelos continuos


Al pensar en la palabra “duelo”, el sentido que aparece al instante en mi pensamiento, y supongo que en el de la gran mayoría de las personas… El duelo se asimila con la reacción natural ante la pérdida real y concreta de una persona que ya no está más en nuestra vida. Al seguir reflexionando, y revolviendo en mis casos clínicos; Comienzo a darme cuenta que en verdad vivimos en una construcción continua, de nuestra realidad aquí y ahora, que tuvo que haber destruido otra de un ayer para pasar a estar en un hoy. Destrucción que no tiene que ver con aniquilación (reducción a la nada) sino con algo que deja sus huellas pero ya su totalidad se evanesció.
Vamos a ser más concretos…. En la pérdida de un trabajo (por el motivo que fuere) la existencia de esa cotidianidad (horarios, dinero, gastos, vínculos sociales determinados, medios de transporte… etc.) ya no está más. Nos dejaron miles de secuelas, que quizás no podemos ver pero se han ido incorporando. Hoy nos toca construir una existencia nueva con horarios diferentes, personas distintas, en síntesis: otra realidad.
Así son los duelos… son ciclos que se abren, atraviesan un proceso para luego cerrarse y volver a empezar uno nuevo. Si el camino es saludable por supuesto. Si nos alejamos un poco del punto: salud; puede que estos duelan un tiempo mayor a lo esperable, puede que estos queden en la mitad del proceso o que la anestesia emocional los reprima para hacer de cuenta que “nada pasa”.

Etapas
Las más conocidas son cuatro… Nos referimos a la etapa de Negación, de ira, tristeza y aceptación. Algunos autores nombran una quinta que es la etapa de Shock. La cual puede transitarse en casos de perdida por accidentes o situaciones imprevistas. Más allá de poder denominarlas y describirlas, observándolas claramente en dichos procesos; estas etapas no son lineales sino que se van transitando en una ilación continua de vaivenes.


Duelo Patológico
El duelo es un proceso natural ante la pérdida, requerimos de transitarlo, acompañado de las emociones (que siempre son orientativas) respetándolas y vivenciándolas. Cuando se encuentra obstaculizado en algún punto del cual no se logra salir en un tiempo saludable… entonces hablamos de duelo patológico. Ejemplo… si el enojo por la situación perdura sin permitirme el dolor por la pérdida o también cuando la tristeza me aferra a lo perdido desde las lágrimas.

Abordaje terapéutico
ES fundamental transitar las vivencias escuchando las emociones que nos atraviesan.
Los duelos no se resuelven con tiempo (como muchos dicen) Sino con la aceptación del proceso, con permitirnos estar tristes, con desánimo y desgana, con llorar lo necesario que nos habilite a liberar la angustia por lo que hoy nos falta.
Terapéuticamente abordamos aquello que la persona siente, piensa, imagina o realmente pierde con la ausencia de la persona, cosa o circunstancia. Aquellas cuestiones que pudieron haber quedado pendientes, ciertas sensaciones de culpa, de remordimiento o lo no dicho a tiempo.

Otro eje fundamental es lo que llamo:
La red de contención: Recursos vinculares (Familia, amigos, pareja, conocidos) recursos materiales (trabajo, dinero, bienes).
Restablecer, fortalecer aquellos vínculos que forman parte de la vida afectiva. No centrarse en una sola persona sino en todos aquellos en los que desde su lugar pueden sostener o contener en esta situación.


NO OLVIDES…
LOS DUELOS SE TRANSITAN, SE VIVENCIAN… EL TIEMPO NO SANA…
LO QUE SANA ES COMO LO AFRONTAMOS….


Temáticas relacionadas: Duelos

Otras entradas que te puedan interesar

Artículos relacionados
Motivación

Día Mundial de la Salud Mental

En el día Mundial de la Salud Mental te invitamos a pensarte, a cortar con estigmas, a validarte, a...

Memoria

Cuidar al cuidador

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afectar la...

¿Sos profesional y querés formar parte de nuestra comunidad?

Acá te contamos cómo